3 recomendaciones para evitar errores legales al momento de invertir

Por: Alí Antonio Manrique/Crisis, Negocios y Dinero.

Lo terrible de un error es que a la par de la angustia que nos pueda causar está el perjuicio económico asociado con el mismo. Un error puede acabar con carreras, empresas y hasta la vida misma de cualquier persona, dependiendo de la magnitud del mismo. Sin embargo, son muchas las personas que no solo los ignoran sino que no saben lidiar con estos. Por todos lados abundan los consejos para evitar errores de todo tipo, lamentablemente el problema con los errores es que a veces “no vemos lo que no queremos ver”. Así de simple.  ¿Cuántas personas saben que no se puede firmar nada sin antes haberlo leído y comprendido el alcance de lo que se firma?

Creo que todo el mundo sabe eso, sin embargo de forma constante estamos repitiendo ese tipo de error con consecuencias dramáticas para nuestras finanzas o nuestros bolsillos.

Por experiencia propia, la clave para evitar cometer errores de tipo legal en sus inversiones pasa por un estado de tranquilidad que no lo altere nadie.

Me explico, si usted es de los que cree que se le ha presentado una oportunidad, solo por pocos días, es probable que termine firmando cosas que no le favorezcan para nada.

La prisa, el apuro y el desespero son malos compañeros cuando se está a punto de entrar en una inversión.

El cómo evitar ese estado, es parte de otro post, pero mientras tantos, las recomendaciones de la gente de Young Entrepreneur, nos pueden servir para evitar cometer errores garrafales o por lo menos aminorar las consecuencias de un error.

1.    Siempre consulte a un abogado en acuerdos de alto valor.Sale mucho más barato consultar un abogado para que revise un contrato o nos explique en cristiano la jerga del mismo, que perder dinero por no leer bien o malinterpretar los términos.

A veces nos eximimos de hacer ese tipo de cosas por falta de tiempo, negligencia o porque tememos perder una oportunidad y los vendedores nos presionan con eso.

Consultar a un abogado, no solo dejará claro los términos del contrato, sino que nos aconsejará si vale la pena o no firmar en los términos planteados.

Nos sugerirá que cosas incorporar o quitar del contrato y que cosas negociar. Si las cosas no le favorecen de entrada y no se permiten hacer cambios, es mejor abstenerse.

2.    Asóciese con personas que usted conozca muy bien. Esto no es garantía de nada, si fuera así no existirían los divorcios, pero lo ideal es que usted sepa a qué atenerse con la otra persona e imagine, en base a ese conocimiento, de que es capaz ésta al momento de un problema.

Valorar en su justa dimensión a los posibles socios es clave para evitar problemas legales futuros, evite dejarse llevar por sentimentalismos y por “empatías de cafetín” al momento de escoger con quien asociarse. En última instancia es preferible estar solo que mal acompañado.

3.    Separe tiempo y esfuerzo para tener los asuntos legales de su inversión al día. Eso se aplica no solo al registro de la empresa, marco o logo, sino a tener al día la documentación que maneja su bróker, sea este online o físico.

En los negocios la buena fe no es carta común y corriente. Evítese malos ratos con tan solo dedicar tiempo y atención a las cosas donde haya una implicación legal que pueda perjudicarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s